Tel. (+34) 943 212 022

Vinos vascos Parte I (Sidra y Txakoli)

Señoras y señores, hoy hablaremos sobre algunos de los vinos producidos en el País Vasco: la sidra y el txakoli. Dejaremos el vino de la Rioja Alavesa para otra ocasión, para cuando hayamos degustado la cantidad necesaria para ello.

Siempre es un buen momento para hablar sobre vinos pero por algunas razones que explicaremos a continuación, el mes de enero es aún mejor. Es precisamente en enero cuando tanto la sidra como el txakoli se presentan en sociedad y cuando la gente tiene la oportunidad de degustar los caldos del nuevo año. 

La sidra, que no es más que zumo de manzana fermentada, fue utilizada como bebida predilecta por los balleneros vascos durante muchos siglos en sus largas travesías transoceánicas. Gracias a que la sidra mantiene las propiedades de la fruta, los balleneros vascos eran los únicos marineros que no padecían el escorbuto. ¡Y tenían permitido beberse hasta 3 litros de sidra al día! Pues menudo sufrimiento… 

La temporada de la sidra comienza en enero y termina en Semana Santa. ¿Pero qué significa “la temporada”? Significa que en vez de beber la sidra de la botella (¡qué aburridoooo...!), la gente va a una sidrería y bebe directamente de los barriles. Cada vez que el “maître” abre un barril y grita “¡txotx!”,  todos van a por sidra, cada uno con su vaso, lo llenan un poco, se lo beben y vuelven a la mesa donde les espera la tortilla de bacalao o el chuletón. Definitivamente es un menú que necesita mucho líquido como acompañante. Y todo eso entre música, canciones, risas y “amigos-para-siempre”.

 

aldatztxotx

En cuanto al txakoli, hay que mencionar que es un vino blanco producido en la costa de Guipúzcoa, sobre todo alrededor del pueblo de Guetaria y también en algunos lugares de Vizcaya. Al igual que la sidra, hay que “romperla” al verterla al baso (para ello hay que dejar una distancia entre la botella y el vaso al verterla, así que mucha suerte en no derramar la mitad al suelo). 

 

uva txakoli

 

Sin embargo, el txakoli,  esconde un secreto muy oscuro (no todo iba a ser tan bonito), tiene la misma graduación que el resto de los vinos, pero se notan más los efectos. Nadie sabe la razón. Pero en los días calurosos de verano hay que beberlo con cautela si se quiere mantener intacta la dignidad de un@. 

 

Os invitamos a que os unáis a nosotros en el placer de degustar estas dos bebidas.

¡Txoooootx!!

Compromiso De Calidad Turistica 256
Certificado Excelencia Tripadvisor En
Logo Surfing Euskadi